PolicialesPortada

Señalaron a siete de los diez rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell

Los otros tres sospechosos no fueron identificados por ninguno de los testigos, pero a la familia de la víctima "no le interesa tener rehenes en la investigación"

Al menos siete de los 10 rugbiers de Zárate acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa fueron identificados este martes durante la última rueda de reconocimiento realizada en Villa Gesell.Ela cuarta y última rueda de reconocimiento hubo «una persona reconocida que antes no lo había sido e integra la manada» de varones acusados de matar a golpes a Báez Sosa, explicó Fernando Burlando, abogado de la familia del adolescente.

Burlando evitó dar el nombre del rugbier recién identificado para «no entorpecer la investigación» y aclaró que «no le interesa a la familia de Fernando tener rehenes en la investigación» en referencia a los tres muchachos que no fueron señalados en ninguna de las ruedas de reconocimiento.

Báez Sosa, de 19 años, fue asesinado a golpes en la madrugada del 18 de enero pasado en la puerta del boliche Le Brique frente a la mirada aterrorizada de decenas de personas. Varios testigos identificaron a siete de los 10 rugbiers que fueron arrestados tras el ataque.

Entre los testigos están la joven que le practicó maniobras de resucitación a Báez Sosa y la recepcionista de un hotel que vio al grupo de rugbiers cuando corría a su casa de alquiler en el bosque.

Pero además, según Burlando, un turista de 21 años fue capaz de declarar con una «precisión feroz» ante la Fiscalía Descentralizada de Villa Gesell, a cargo de Verónica Zamboni, para brindar los detalles de lo sucedido.

«Este testigo generó una descripción muy precisa de los hechos y los involucrados, se trató de una descripción muy contundente», manifestó el abogado.

Además, el testigo «se quebró y está angustiado por no haber podido participar ante tremenda agresión», y fue capaz de señalar que Máximo Thomsen fue «el líder del grupo» que atacó a Báez Sosa.

«Al único que vi que le pegaba en la cabeza era el de camisa negra. El de camisa negra arengaba y le decía ‘cagón, levantate’«, dijo en referencia a Thomsen, quien además «le pegó dos puntinazos en la cabeza» a la víctima cuando estaba caída.

Etiquetas
Mostrar más

Noticias relacionadas

Close