NacionalesPortadaSociedad

¿Es peligroso compartir los datos personales en Internet?

Dos especialistas dialogaron sobre los riesgos de brindar información en "la nube". "Las redes sociales son una plaza: no hay que mostrar en una lo que no se haría en la otra", advirtieron.

21/09/2019  

Es frecuente que al realizar una búsqueda en Google, al poco tiempo aparezca un anuncio relacionado en Facebook o Instagram.

Esto ocurre porque las diversas plataformas usan inteligencia artificial con los datos suministrados por las personas, para identificar patrones del comportamiento de las personas y poder predecir los mismos para brindarles sugerencias futuras.

Para conocer más sobre la temática, Cadena 3 dialogó con Franco Pilnik y Rafael Ibáñez, dos especialistas, quienes advirtieron sobre la vulnerabilidad de los datos que se comparten en Internet.

Pilnik, fiscal especializado en crímenes cibernéticos, contó que «los términos y condiciones» que cada usuario acepta prácticamente sin leer al ingresar una plataforma «son un contrato» que «no se puede discutir: o los acepta o no los acepta».

«Si no los acepta, no entra a la plataforma. No se puede negociar», explicó.

En el caso de Facebook, Pilnik manifestó que la red social «va recopilando toda la información sobre los contenidos: lo que uno crea, comparte, cuánto tiempo duró viendo una publicación, lugares donde me conecto, fecha y hora…».

«Hay muchísimos datos. No solo tiene que ver con los ‘Me Gusta'», señaló.

«La red social es una plaza: todo lo que uno no quisiera mostrar públicamente en una plaza, no lo debería hacer en una red social. Hay que cuidarnos. La materia prima de estas grandes compañías está compuesta por datos, y nuestros datos personales tienen un valor importante, no hay que regalarlos y darlos porque sí, sino cuidarlos y ver a quién se los damos y por qué», planteó.

Además, precisó que «Argentina tiene una ley de protección de datos personales hace varios años», pero advirtió que «no siempre se aplica la legislación argentina, porque los datos no están en bases de datos de nuestro país, sino radicados en servidores extranjeros».

Por otro lado, Rafael Ibáñez, presidente de IncluIT, una empresa especializada en desarrollo de software, contó que los datos de las personas «se venden legal e ilegalmente». En el primer caso, se observan las bases de datos para identificar usos y costumbres despersonalizados, lo que «permite aprender comportamientos sin conocer los datos de un individuo directo».

El segundo caso se trata de una cuestión más extrema, como «saquear los datos de las tarjetas de crédito», según Ibáñez.

Además, señaló que «dónde uno camina, por dónde uno transacciona, dónde compra, dónde comparte la información», son datos que «van determinando un comportamiento y perfil de un usuario», que las empresas utilizan para su beneficio.

Para conocer más sobre la temática, es posible mirar el documental «Nada es Privado», disponible en Netflix, que analiza el escándalo que estalló en 2018 en Facebook y Cambridge Analitica. Mediante la recopilación y el análisis de datos de 50 millones de usuarios, las empresas buscaban influir en votantes en distintas elecciones. Las más importantes fueron la victoria de Donald Trump en Estados Unidos y el proceso del Brexit entre el Reino Unido y la Unión Europea.

Etiquetas
Mostrar más

Noticias relacionadas

Close