LocalesPolitica

Elecciones, jugadores y vacíos – Editorial, por Miguel Massara

Marea de votos para Alberto Fernández, Claudia de Zamora y Pichon Neder desde Frías

01/11/2019.- Poniendo en relieve las últimas elecciones y ante la complejidad del conteo final que promete ampliar la diferencia entre el candidato electo Alberto Fernández y Mauricio Macri, podemos tomar a Santiago del Estero como una de las locomotoras del triunfo que empujó desde el NOA (74,8 % para la fórmula del Frente de Todos).
A esto, sumando las astucias políticas de Gerardo Zamora como pieza fundamental del armado con gobernadores e intendentes locales, podemos sumar el pequeño tren en que se ha convertido la victoria arrasadora en la ciudad de Frías, donde se consiguió más del 78% de los votos.
Un caudal de este calibre no surge sólo de las malas políticas de Cambiemos o el impacto de la situación económica en la vida cotidiana; acá empiezan a destacarse las reacciones políticas.
Reacciones políticas que no sólo están relacionadas con el soporte de políticas sociales, mejoras estructurales y campañas de protección civil (sanitarias, viales y pedagógicas que ha llevado adelante el municipio), sino la contundencia en la movilización de agrupaciones y movimientos sociales en acompañamiento de Aníbal Padula. He ahí la certeza de la cantidad de votos que casi toca el 80%.
Los participantes de un triunfo quizá imperceptible en las horas del festejo televisado, pero formadores del tejido político y de acompañamiento que terminó germinando en una elección en primera vuelta. Un intendente que se ha dedicado a movilizarse y caminar barrios completos, con concejales de su mismo espacio accionando a un ritmo similar; mientras que figuras políticas de fuste como la profesora Luci Valdez (edil de una fuerza alternativa) y Miguel Serrano (militante activo del peronismo de raíces) han perfeccionado un acompañamiento de amplitud y fortaleza para lo que posteriormente sería el triunfo del Frente de Todos en la ciudad de Frías con números abrumadores.
Podría suponerse que el número fuera aún mayor si el resto de las fuerzas clásicas del peronismo hubiese explotado los intersticios de las capas sociales y recorrido las calles con énfasis. Sin embargo, la movilización de los actores antes destacados han conseguido tapar ciertos baches y huecos electorales que acabó en aquel caudal determinante.

Esto, gracias a las tendencias marcadas por el rol político de Gerardo Zamora, la provincia como tren de empuje y ciudades como Frías que causó una avalancha de votos necesarios. De ahora en más, el arte del equilibrismo que ha conseguido el gobernador en Santiago del Estero deberá verse en un ámbito más complejo y arduo como el nacional.

Etiquetas
Mostrar más

Noticias relacionadas

Close