LocalesSociedad

Editorial: «El último que apague la luz»

Síntesis del nacimiento y una muerte anunciada. (Primera parte)

13/12/2019.- Tal vez la noticia apenas trascendió y la sociedad que supo reconocerla y valorarla desde su nacimiento, ahora está ocupada en otras cosas: con infinitas necesidades prioritarias a lo acontecido, transitando tiempos presentes sumidos en incertidumbre y desesperanza, buscando soluciones mágicas o parches provisorios que permitan estabilizar la vida que día a día se pone más difícil e indigna para un elevado porcentaje de la ciudadanía.

Ella nació con muchas ganas de armonizar… Empezó a surcar el «ETER» logrando enamorar a la gente y generar un antes y un después que quedó escrito en la historia de nuestra ciudad.

Nacía la radio FM FRÍAS, y con ella, la ciudad experimentaba sensaciones antes no vividas:

-La radio entretenía, informaba, educaba.

-La radio ayudaba a organizar rápido y de manera contundente muchas cosas.

-La radio unía y permitía acciones solidarias.

-La gente tenía herramientas para expresarse y plantear ideas, criticas o propuestas.

Surgieron diferentes programas, entrevistas, móviles, informativos, transmisiones de eventos y luego, motivados por lo que esta primera radio generaba, muchos ciudadanos se dieron cuenta de la importancia; aunque era una sola voz.

Entonces acompañaron la evolución comunicacional de la ciudad y sumaron propuestas radiales que complementaron con su diferente programación lo que la RADIO PIONERA ofrecía a la ciudad, brindando otras voces con diferentes miradas de la realidad.

Así podemos sintetizar el inicio de la radio a mediados de la década de los 80 en la Ciudad de la Amistad, y cómo fueron naciendo y sumándose otras emisoras hasta la actualidad.

En los 90 «LA POLÍTICA», como ocurría a lo largo y ancho de la patria, comenzó a utilizar las nuevas FM como herramientas de trabajo, y los políticos de turno se transformaron en accionistas parciales o en flamantes dueños de las emisoras radiales, que se usaban políticamente en épocas de campaña (haciéndole el aguante a una gestión o propiciando la crítica dura y permanente desde la vereda opositora).

De esta manera, la radio, en la mayoría de los casos, terminó ofreciendo tibiamente entretenimiento, información y formación para dar lugar a la lucha en el plano político de manera potente e indisimulada.

Pero eso no es lo malo que uno puede comentar, ya que ocurre en el «MUNDO GLOBALIZADO» y ya todos entendemos las nuevas reglas del juego, algo que pasa en todos los medios masivos, sean canales de tv, diarios, revistas, etc.

El punto es que aquí en Frías, dicha radio PIONERA, cerró sus puertas… O sea… Dejó de transmitir.

El 104.5 mhz, luego trasladado al 104,9 del dial, no surca más el éter, no funciona, y solo queda como recuerdo de la radio pionera, que maltratada durante años murió enferma por culpa de la miseria de sus dueños, a los que no les importó lo que significaba este medio de comunicación, y prefirieron gastar infinitos billetes en viajes de placer, sin aportar una moneda que permitiera dar continuidad al medio radial próximo a cumplir 40 años de vida.

No hay excusas, solo fue una herramienta política, y si se pierden dos elecciones seguidas, entonces tendrá que cerrar.

Por otro lado están quienes conducían la emisora, quienes demuestran que fueron adictos a subsidios políticos y ahora no saben cómo continuar haciéndose cargo del mantenimiento de la FM.

Mal  acostumbrados por un lado, e ineptos por otro, dejaron morir la radio madre de todas las radios por no pagar dos boletas de energía eléctrica que su patrón político no quiso ni quiere pagar, pretendiendo ahora buscar nuevos amoríos políticos que subvencionen las mismas ideas improductivas que desarrollaron durante años.

Logo, Google dom. público, usado como ilustración

La FM FRÍAS, radio pionera de la ciudad y el norte argentino, silenció sus voces. Por ella pasaron muchísimos locutores, periodistas, comunicadores, técnicos operadores, etc, etc… Que acompañaron la vida social, deportiva, religiosa y política de Frías durante muchísimos años.

La historia así lo registrará, y sus responsables serán tenidos en cuenta frente a esa actitud egoísta y desamorada que pone al descubierto que su amor a nuestra patria chica fue solo excusa para alimentar egoísmos placenteros y lujos personales o familiares.

Ahora, cuando todos comenzaron a disparar «COMO RATAS POR TIRANTE», uno de ellos hace años dijo algo que les volvió en contra: ”QUE EL ÚLTIMO APAGUE LA LUZ “.

 

Etiquetas
Mostrar más

Noticias relacionadas

Close