PortadaProvincia

EDITORIAL : El hombre que entendió – Por Miguel Massara

Gerardo Zamora y la inquietud unitaria

24/09/2019.- En el tendal de guerra que se han convertido algunas provincias del país, escasas son las que consiguieron sostenerse a los reventones económicos y desbarajustes sociales generados desde el seno ideológico del macrismo.

Hoy, después de casi cuatro años de gobierno, el oficialismo (con Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Rodríguez Larreta como mascarón de proa) ha conseguido equipararse a las peores épocas de que tengamos memoria. Con salarios cada vez más pulverizados, servicios desregulados y a valor internacional, un peso deteriorado con diferencia de 60/1 respecto al dólar, un mercado interno con el cuerpo a punto de morir y apenas algunas pulsaciones intermitentes mas una deuda de miles de millones imposible de saldar.

Dentro de este efecto de guerra, Santiago del Estero fue de las pocas provincias que ha logrado hacer pie y esquivar los daños. No hace mucho, en un noticiero nacional, un periodista dijo que cuando viera a Gerardo Zamora comprar un paraguas, él, definitivamente, haría lo mismo. Es una de las pocas provincias con sus números ordenados, quien ha manejado las finanzas con una astucia poco vista en estos tiempos, siempre poniendo en relieve las características de una provincia con sus limitaciones de décadas de relegamiento y recursos naturales.

La incredulidad nació de la diferencia en los bonos establecidos para los meses venideros. Les resultaba casi una realidad sin asidero que el bono fuese de ese monto, y no sólo eso, sino que fuese un bono en una provincia del NOA, de esas pequeñas, y no de las grandes urbes.
De modo que, siempre comprendiendo las limitaciones de un estado provincial, podemos suponer que las problemáticas socio-económicas han sacado a flote algunas capacidades de defensa que en los momentos de calma nos era imposible divisar. Igual a ello, se puede trasladar en menor grado y con las consecuentes comprensiones de los municipios, y entender que figuras políticas como el Intendente de Frías, Aníbal Padula, han seguido los equilibrios y derroteros de un sitio de números ordenados.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Así, con el beneficios de un primer bono de 8 mil pesos en octubre y otro de 10 mil en diciembre para trabajadores de la administración pública, se ha conseguido comprender el acierto de determinadas decisiones políticas-económicas que empezaron a ubicar al gobernador de la provincia como una de las posibilidades en las barajas para las elecciones nacionales en cuatro años.
Aunque se vea a Gerardo Zamora refractario frente a estas especulaciones, los vientos políticos y las dificultas económicas certeramente eludidas han hecho de él una potencial figura para el devenir de la Argentina

Etiquetas
Mostrar más

Noticias relacionadas

Close